Idiomas CAT

Prácticas de navegación y seguridad

El objetivo de las prácticas de navegación y seguridad es, obviamente, formarnos como patrones. Las prácticas obligatorias para la obtención del título son las de Navegación y Seguridad. Las prácticas de vela obviamente son solo necesarias para los que deseen navegar en veleros.

Es por eso, que nuestros grupos son reducidos, nunca superamos los 8 alumnos y tenemos una media de 6 alumnos por salida.

El temario de las prácticas intenta cubrir todo lo necesario para poder ser un patrón fiable basándose en varios ejes. El primero, sería conocimiento del barco y su tripulación. Se procede a las comprobaciones anteriores a la salida. Parte meteorológico y su posible evolución durante el día. Se verificará que el material de seguridad esta en orden y sabemos utilizarlo, y que la embarcación esta en buena forma tras la inspección de sentina, el motor y la radio. Pasaremos  a continuación a hacer hincapié sobre como enseñar la embarcación a la tripulación , señalando los puntos más conflictivos del barco así como dándoles un pequeño briefing. La comunicación y coordinación de un grupo es un asunto clave para un patrón.

Pasamos luego a todo lo relacionado con la navegación y la travesía que deseamos hacer. Se pondrá en práctica los conocimientos de cálculo de rumbo y planificación de travesía adquiridos en el curso teórico. Se hará especial hincapié en los principios que rigen la maniobra dentro de la marina, con amarres y desamarres por parte de todos los alumnos. Será el momento también de trabajar los nudos y vueltas más importantes para que este trabajo de cabuyería complemente (o no perjudique) las maniobras.

Cuando logramos salir a mar abierto es el momento para las técnicas de posicionamiento, utilizar los equipos electrónicos, corrección de derrota, RIPA , balizamiento…. y por supuesto no nos olvidamos del fondeo.

A lo largo de las 16 horas que duran las prácticas se buscará el momento más propicio para trabajar a conciencia la maniobra de hombre al agua y la de remolque, dos operaciones de gran importancia para la integridad de las personas.

Estos son los parámetros alrededor de los cuales tiene que orbitar las prácticas siempre adaptándose a las condiciones y circunstancias del grupo y de la meteorología. Será siempre difícil conseguir que las habilidades de los alumnos cambien radicalmente tras solo 16 horas de práctica, pero con método por parte del instructor y predisposición por parte del alumno se conseguirá que estos entiendan los principios de la navegación. A partir de ese punto, solo se necesita práctica y más práctica.

 

Dani Cavanilles